9 de cada 10 empresas fracasan con sus páginas web y su intento por conseguir clientes en Internet

Es una triste realidad de lo que poco se habla y se conoce hasta que luego de unos meses que diseñas tu página web, notas que no recibes ningún contacto de negocio. Esto suele suceder por seguir el método tradicional para crear una página web:

Más del 95% de las personas que visitará tu
página web estará dispuesta a hacer
negocios contigo en base al aspecto
y credibilidad que esta refleje.

[fa icon=”fa-check” color=”#fff”] Esto quiere decir que con una página web mal planificada no solo pierdes dinero, también clientes. Y no estamos hablando solo de la parte estética porque tú no necesitas una página web para ganar un concurso de diseño, necesitas que te ayude a convertir las visitas en contactos de negocio.

[fa icon=”fa-check” color=”#fff”] En Internet tu competencia está a solo un click de distancia y solo tienes menos de 8 segundos para convencer a tu potencial cliente que eres la mejor opción y que tienes el servicio que necesita.

[fa icon=”fa-check” color=”#fff”] Tu página web es como un arma de doble filo que bien utilizada puede ayudarte a conseguir más clientes y hacer crecer tu empresa, pero mal planificada causará el efecto contrario haciéndote perder clientes, generando una primera mala impresión y dejando el camino libre a tu competencia.